Páginas vistas en total

Seguidores

viernes, 10 de junio de 2011

Podría decir que no me gusta nada de él, que no me llama la atención y que cuando lo tengo cerca no sonrío... decir que ya no me importa. Que cuando lo veo, lo miro como a los demás, que no me gusta su sonrisa, sus ojos ni la forma en que camina. Podría decir que no me hacen gracia sus tonterías o sus ataque de locura... que no me hace reír. Podría decir que no lo echo de menos. Podría decir que ya no lo quiero. Podría decirlo, pero ¿sabes? sería mentira.