Páginas vistas en total

Seguidores

domingo, 18 de septiembre de 2011

Ya perdoné errores imperdonables. Intente sustituir personas insustituibles y olvidar personas inolvidables. Ya hice cosas por impulso. Ya me desepcione de personas que pensé que nunca me decepcionarían, pero también yo decepcioné a algunas. A veces abracé para proteger. Reí cuando no podia. Ya hice amigos que creo que son eternos. Ya ame y fui amada, pero también fui rechazada. Ya ame y no supe amar. Ya grite y salte de felicidad. Ya viví de amor e hice juramentos eternos. Pero fallé muchas veces. Ya lloré oyendo música y viendo fotos. Ya llamé solo para escuchar una voz y me apasioné con una sonrisa. Ya pensé que moriría por tanta tristeza. Tuve miedo de perder a alguien especial, y terminé perdiendolo, pero sobreviví. Y todavía vivo; llena de errores y defectos, pero no paso por la vida así porque sí. Es bueno ir a la lucha, y enfrentar la vida con determinación. Abrazar la vida con pasión. Pero hay que aprender a ganar y perder, y perder con clase y vencer con osadía. Porque el mundo pertenece a los que se atreven. La vida es mucho para sentirla insignificantemente. 





Si alguna vez piensas en dejarlo todo... recuerda que hay canciones que no has escuchado, recuerdos que no has vivido, sueños posibles, personas increíbles, gente que nunca conocerás, historias nunca oídas, amigos de verdad, voces jamas escuchadas, amores imposibles y momentos para recordar...





El éxito comienza en la voluntad. Si piensas que estás vencido, lo estás. Si piensas que no te atreves, no lo harás. Si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes, no lo lograrás. Si piensas que perderás, ya has perdido. Piensa en grande y tus hechos crecerán. Piensa en pequeño y te quedarás atrás. ¡¡Piensa que puedes y podrás!! Todo está en el estado de la mente. Tienes que estar seguro de ti mismo. Las batallas de la vida no siempre las gana el hombre mas fuerte o mas ligero, la gana aquel que cree que podrá hacerlo.







Y he aprendido que las aves vuelan y los peces nadan, que la vida da muchísimas vueltas, que es mejor vivir día a día por que no se sabe que va a pasar al día siguiente, que el mundo es redondo con muchas ciudades y países, que el amor tiene un principio maravilloso pero un final muy triste, que es mejor no confiar en casi nadie, y confiar en 4 o 5 que se convertirán en tu lista de 982768913 ''amigos''. Y que la suma de dos y dos son 4.





¿La realidad?



La realidad es que hay demasiada gente falsa quejándose siempre de falsedad...





Ayer, ayer te pasaste, te juro que por un momento me arrepentí de haberte conocido y me decepcioné tanto por los momentos en los que estuvimos juntos...







Vivimos y aprendemos de recuerdos, pueden ser mejores o peores pero nos enseñan a no repetir errores... Nadie tiene un manual de como ser una persona, tenemos que ir aprendiendo las lecciones a base de palos, de vivir la calle día a día y saber lo duro que es que no te correspondan, que te fallen, que sientas un dolor en el pecho... en tu corazón.
Yo voy construyendo mis recuerdos, algunos sin prudencia pues cada acto tiene sus consecuencias.. pero intento hacerlos con conocimiento para ir escribiendo mi propio manual de vida.








sábado, 17 de septiembre de 2011





Se feliz. Cuando caigas, levántate sin ningún miedo. Si tropiezas haz lo inevitable para no llegar a caer. Respóndele a la gente que te ha hecho sufrir con tu mejor sonrisa, aún preguntándose como puedes estar así de bien después de todo. Sal a la calle y plántale cara al miedo. Que nada ni nadie te detenga. Lucha por tus sueños, algún día los conseguirás. Atraviesa las murallas que te ponga la vida. Ríete de cosas que apenas tengan importancia, y ríete aún más de las que si la tienen. Y sobre todo, vive cada día como si fuera el último.





martes, 13 de septiembre de 2011

razón.

Que los principios suelen estar donde tú los dejas...


... una y otra vez que siempre vuelve a suceder, lo que daría por entenderlo. Que ironía...si no lo das y quien diablos te lo quita
y tienes menos de más lo que no entiendes es que ya no queda nada, nada que perder. Hace tiempo que dices: tienes que volver que no hay más que lo que tú eliges. Y no necesitas echar de menos de menos tanto y sólo esperar ¿por qué? ¿No lo entiendes? Piensa y luego me dices si no sientes nada.

Si es lo que piensas vayámonos y no volvamos jamas. Solos tú y yo.



- BOB ESPONJA: ¡Pero lo prometimos! 
+ PATRICIO: Yo crucé los dedos.
- BOB ESPONJA: Patricio, tu no tienes dedos.




La vida debería de empezarse muriendo y así ese trauma estaría superado, luego te despiertas en una residencia, mejorando día a día, después te echan de la residencia porque estás bien y lo primero que haces es cobrar tu pensión, luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro, trabajas cuarenta años hasta que seas lo bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral, entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, fumas y te preparas para empezar a estudiar, luego empiezas el colegio, jugando con tus amigos, sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé, y los últimos nueve meses te pasas flotando tranquilo, con calefacción central y al final abandonas este mundo en un orgasmo.





Y mi pulsera me encanta.

Los buenos recuerdos son como las cuentas de una pulsera. Todos son especiales. Los vas recogiendo, de uno en uno, hasta que un día miras atrás y descubres que han formado una pulsera larga y de vivos colores.



Ya no queda nada entre tú y yo, ya no queda nada entre los dos.


Cuando ya no sirven las palabras,
cuando se ha rajado la ilusión,
me emborracho con whisky barato,
a ver si me escuece el corazón.

Quiero ser tan duro como el hierro
pero me derrito con tu olor.
Quise hacer un cielo en el infierno
a ver si acertaba por error.

Ya no queda nada entre tu y yo,
ya no queda nada entre los dos.
Ya no queda nada entre tu y yo,
ya no queda nada entre los dos.

Cada cual que siga su camino,
cada cual que baile su canción.
Tu destino dicen ya está escrito,
el mío tengo que escribirlo yo.

Y de tu cariño, de tu amor, de tu alegría,
de tu calor, de vida mía, de te quiero tanto,
al final de todo, lo que me quedó es la canción
que estoy cantando.

Ya no queda nada entre tu y yo,
ya no queda nada entre los dos.
Ya no queda nada entre tu y yo,
ya no queda nada entre los dos.


- Perdona si te llamo amor -



Ríen, bromean. Como una de esas parejas felices de estar juntos; de las que sueñan, para las que todo está aún sin descubrir; de las que tienen un poco de miedo y un poco no... Como esa extraña sensación de cuando estas en la playa y hace calor. De repente te entran ganas de darte un baño. Te levantas de la toalla. Te acercas al agua. Te metes dentro. Pero el agua está fría. A veces muy fría. En ese momento, hay quien lo deja correr y vuelve a tumbarse y a soportar el calor. Otros, en cambio, se sumergen. Y tan sólo estos últimos, después de unas cuantas brazadas, alcanzan a saborear hasta el fondo ese gusto único y un poco extraño de la libertad total, hasta de sí mismos.





Si alguna vez piensas en dejarlo todo, recuerda que hay canciones que no has escuchado, recuerdos que no has vivido, sueños posibles, personas increibles, gente que nunca conocerás, historias nunca oídas, amigos de verdad, voces jamás escuchadas, amores imposibles y momentos para recordar y nunca olvidar...




En el fondo hay cosas que nunca llegarás a decir y nunca confesarás, por miedo. En realidad todos somos un poco cobardes cuando se trata de decir algo que nos importa demasiado. Que las cosas que importan de verdad siempre se dicen con una mirada, un gesto, una sonrisa... Hasta hay veces que sin tener lo que quieres, te da miedo perderlo. Pero no vale la pena forzar las cosas, todo ocurre cuando menos te lo esperas, como por arte de magia, para bien o para mal, te das cuenta de que nada depende de ti, que también depende de otros, eso hace que la vida sea tan curiosa... Que las cosas no tienen valor por sí solas, serán importantes en la medida que tú les des importancia.







- ¿Sabes lo que pienso? No sé lo que habrá pasado, pero tú le tienes miedo al amor.
+ ¿Miedo al amor yo? Si acaso miedo a encontrarme en una situación como la tuya. Ya no puedes pasar sin ello, te has acostumbrado. En realidad, te gustaría poder pasar, pero te da miedo. ¡Tú eres la que tiene miedo! Y no al amor, sino al no saber estar sola, querida. Se sabe lo que se deja, pero no lo que se encuentra.






lo más bonito.

CR7

¿Pretenden que nos comportemos bien?







De pequeña veía que Tarzán andaba desnudo, Cenicienta llegaba a media noche, Pinocho mentía, Batman conducía a 320 km/h, la Bella Durmiente era una vaga, Blancanieves vivía con 7 tíos, Caperucita no le hacía caso a su madre, Betty Boop iba vestida como una fulana, Hansel y Gretel tiraban migas por todas partes y Popeye fumaba hierba... Por favor, ¡No me jodas!







Sastre de sonrisas.





Es que me encuentro tan bien que no te lo creerías, da como la impresión de que algo a mi me guía. Y es que me encuentro tan bien, me pasa todos los días, tú déjate llevar y sobretodo confía, fíate.
Desde hace un año no tengo ni un día malo, vivo en mi verano moral donde no hay lugar para el enfado. Sonrío solo por la calle y piensan que estoy loco perdido, y no estoy triste; es como el que recuerda un chiste. No hay chisme que me afecte o me deprima, cada vez cuesta más que algo me moleste en la vida. ¿Ves? no suelto pestes ni tomando fibra en rimas, imagina que se siente cuando no sientes envidia. ¿Andas cargado de joyas en un barrio pobre? Entre desgraciados el feliz se esconde, y eso lo aprendí a base de golpes... de suerte. Que armarse de valor es el mayor escudo para hacerse fuerte. Y si tengo algo que hacer, alguien que me ama y a quien amar, el resto de las cosas pueden esperar siempre, las pequeñas alegrías ni se alquilan ni se venden
algo que no entiende la gran mayoría.
Es que me encuentro tan bien que no te lo creerías, da como la impresión de que algo a mi me guía. Y es que me encuentro tan bien, me pasa todos los días, tú déjate llevar y sobretodo confía, fíate.
Y si algo te quita el sueño no hay problema, hay quien se pone hasta las cejas por no verlos. Yo pido deseos soplando pestañas o velas, llorando de la risa ahogando penas. Que un mal trago lo tiene cualquiera pero a sorbos son menos amargos y un día tonto no es pa tanto por muy largo que sea. Osea, pasea tu alegría que es lo que nos queda, y la verdadera no atiende a condenas, ni a halagos. Ando dando palmas como un mono con platillos happy, sonreír es gratis y sano, de agrado y fácil. No vivo en un anuncio de compresas pero casi, y para el caso pongo a contar nubes al cabizbajo. Así que borra esa cara larga picha corta, que poco importa todo si esta todo el que te aporta. Aparta lo malo que el mundo es de color de rosas y puedes pintarlo con lápiz de labios de tu esposa.
Y es que me encuentro, tan bien que las facturas solo son números en el papel. Y es que me encuentro tan bien, que los problemas solo son acciones sin resolver. Y es que me encuentro tan bien, que las peleas de pareja llevan luego al placer. Y es que me encuentro tan bien, que vivo el día a día y no el mañana de ayer.
Es que me encuentro tan bien que no te lo creerías, da como la impresión de que algo a mi me guía. Y es que me encuentro tan bien, me pasa todos los días, tú déjate llevar y sobretodo confía, fíate.
Disfruta que la vida son tres días y vamos por el segundo. Dibuja una sonrisa para el mundo. Divisa la alegría de la gente y comprende que si algo duele nada es para siempre. Así que men vive y se feliz, vive y se feliz man, vive feliz y deja atrás tu furia, que si se acercan tiempos de tormenta y vienen nubes negras, no te hundas; no, aprende a bailar bajo la lluvia.




Hazlo.

Y que si tienes que olvidar, olvida. Si tienes que ser feliz, adelante, no hay nada que te lo impida. Si tienes que joderte, jódete. Haz lo irracional y lo racional. Lo imposible y lo posible. Lo absurdo y más obsceno que encuentres, también hazlo. Haz lo bueno y lo malo. Lo gracioso y lo triste. Lo severo y lo pasable, lo aconsejable y lo estresante. Lo esperado y lo inesperado. Lo intransigente y lo transigente. Comete errores. Haz locuras y desventuras. Piensa en verde, en blanco y en todos los colores, enfádate con el mundo, corrige tus errores, escribe con lápiz y borra con típex. Consigue tus sueños. Miente a diario. Bébete tus lágrimas. Haz de todo lo que se te puede ocurrir. Sé feliz y haz felices a los demás. Muere mientras vivas, vive mientras mueras. Párate a pensar y pierde el tren que llevaba tu felicidad. Busca otro y hazte con un billete de ida, y no te preocupes, al final el de vuelta te lo ganarás tú solita, el destino lo creamos con nuestras decisiones, con las reglas y las metas que nos proponemos y sobre todo con las consecuencias que esto conlleva, ése es nuestro destino, lo demás, es cosa de lo que la gente decida influir en él, no tu culpa o tu memoria, sino su presencia o su necesidad, que son cosas diferentes. Eso sí, por nada del mundo te arrepientas de haberte arriesgado a lo que alguna vez consiguió hacerte feliz.









RAYDEN - SI VAS





Todos tenemos el poder de elegir, aunque nos tengan maniatados podemos decidir. Que triste sería ser como quieren que seas. Todos tenemos el poder de elegir, aunque el destino esté marcado no lo está el por venir. Que triste sería ser como quieren que seas.
Si vas a dejarme que sea sin habla, que se me caiga la baba y no pueda articular palabra, si vas a bailar que sea de todo menos el agua, jazz, vals o danza. De romper que sea una lanza a favor del que no pueda avanzar, por mover el que no te lleva la venganza al dolor, que si vas a mirar sea por los de tu alrededor, ni por encima del hombre ni a tu ombligo.
* Llámame loco, pero en serio, creo que no existen las malas acciones, sino una mala forma de ejecutarlas. Así que por qué empeñarse en las modas y en ser como el resto, si el valor, el verdadero valor, es ser individual, es lo que pienso yo almenos … y que menos que si vas a ser algo en la vida, que seas especial.




Mejor que despertarte antes de que suene el despertador y seguir durmiendo, mejor que tirarte en el sofá después de reventarte, mejor que encontrarte una moneda por la calle, mejor que estar en primera fila en el concierto de tu cantante preferido, mejor que pedir un Happy Meal siendo adulto, mejor que el sonido de la nieve cuando cruje a tus pies, mejor que buscar formas en las nubes, mejor que cuando aprietas los ojos y ves lucecitas, mejor que cuando pasaste de lápiz a bolígrafo, mejor que pasar un día entero en pijama, mejor que abrazar a un peluche, mejor que escuchar las conversaciones entre niños pequeños, mejor que comerse los lacasitos por colores. Mejor que ver una estrella fugaz y pedir un deseo. Mejor que la vida misma. Mejor que todo eso, eres tú.






~ Sabremos de lo que estamos hechos cuando sepamos responder a la necesidad de nuestros amigos.

Caeré contigo las veces que haga falta. No prometo miles de días felices, pero tampoco prometo miles de días malos. Prometo miles de sonrisas, abrazos y bromas. Prometo que si alguna vez te pierdes, me recorreré el mundo para encontrarte. Prometo contestarte a las 3 de la mañana si recibo algún sms tuyo diciendo que no paras de darle vueltas a la cosas, y no puedes dormir. Prometo no defraud... no, prometo quererte y no olvidarte. Porque defraudar siempre lo hacemos, y aprendemos.
Porque después de todo esto, quería llegar a la conclusión de que tú puedes contar conmigo una, dos, tres o mil veces y voy a estar allí. Y se que cuando yo te necesite, podré contar contigo unas cuatro, tres o dos mil veces. Y tú estarás allí. Porque eso es lo que los amigos se supone que hacen.
Y si alguna vez olvidas lo mucho que significas para mi, don't worry, todos los días te lo recordaré.

HA-ASH - Impermeable




Cuantas veces he escuchado esta parte, me duele cada vez que intento descifrarte, solo te arrepientes cuando quieres regresar.
No eres perfecto ya lo sé, eso no fue con lo que me enamoraste. Es tu manera de fingir, que nada pasa al desilusionarme. Me ahogaste y ahora... Ves?




En cuanto tengas un momento, prueba a contarte tu historia en voz alta. Entonces, será cuando descubras si lo estás haciendo bien o no.







La vida es como una serie de televisión solo que con ochenta ó noventa temporadas. La gente va y viene según las temporadas. Hay veces que quizás el creador considera que la serie se está volviendo monótona o aburrida y le da un giro de 180º. Quizás hace que el protagonista tenga que cambiar de ciudad y conozca a gente nueva. Por eso es que en la vida no puede ir siempre todo bien, porque sino...pierde audiencia. El protagonista tiene que reír, pero también llorar, enamorarse, pero también que le rompan el corazón. Y la gente irá y vendrá como meros personajes de ciencia ficción.
~ Y algunas temporadas serán mejor que otras.










Sobre lo ideal, ya se ha escrito demasiado...