Páginas vistas en total

Seguidores

lunes, 9 de mayo de 2011

1- Si te obsesionas con las cosas malas de la vida, te pierdes todas las buenas.
2- Aprendí a vivir cada día al máximo. A saber donde estoy, de dónde vengo y hasta dónde aspiro a llegar.
3- Me reconstruyo el pasado proponiéndome un nuevo futuro.
4- Lucho por mis metas. Las abandono y las vuelvo a recuperar.
5- No soy constante. Lo constante es rutinario y la rutina es aburrida.
6- Improviso cada minuto lo que décimas de segundo diré después.
7- Chillo sola a mí misma para no dejarme escuchar mis propios pensamientos.
8- No me importa lo que piensen o digan los demás de mí porque no les pedí opinión para que lo hicieran.
9- Odio a la gente que todo el mundo ama.

10- Tengo cierta necesidad de recordar momentos de mi infancia y cuando los recuerdo me río yo sola si son realmente tonterías.
11- Primero actúo y luego pienso lo hecho.