Páginas vistas en total

Seguidores

martes, 13 de septiembre de 2011

Hazlo.

Y que si tienes que olvidar, olvida. Si tienes que ser feliz, adelante, no hay nada que te lo impida. Si tienes que joderte, jódete. Haz lo irracional y lo racional. Lo imposible y lo posible. Lo absurdo y más obsceno que encuentres, también hazlo. Haz lo bueno y lo malo. Lo gracioso y lo triste. Lo severo y lo pasable, lo aconsejable y lo estresante. Lo esperado y lo inesperado. Lo intransigente y lo transigente. Comete errores. Haz locuras y desventuras. Piensa en verde, en blanco y en todos los colores, enfádate con el mundo, corrige tus errores, escribe con lápiz y borra con típex. Consigue tus sueños. Miente a diario. Bébete tus lágrimas. Haz de todo lo que se te puede ocurrir. Sé feliz y haz felices a los demás. Muere mientras vivas, vive mientras mueras. Párate a pensar y pierde el tren que llevaba tu felicidad. Busca otro y hazte con un billete de ida, y no te preocupes, al final el de vuelta te lo ganarás tú solita, el destino lo creamos con nuestras decisiones, con las reglas y las metas que nos proponemos y sobre todo con las consecuencias que esto conlleva, ése es nuestro destino, lo demás, es cosa de lo que la gente decida influir en él, no tu culpa o tu memoria, sino su presencia o su necesidad, que son cosas diferentes. Eso sí, por nada del mundo te arrepientas de haberte arriesgado a lo que alguna vez consiguió hacerte feliz.