Páginas vistas en total

Seguidores

martes, 13 de septiembre de 2011

Y mi pulsera me encanta.

Los buenos recuerdos son como las cuentas de una pulsera. Todos son especiales. Los vas recogiendo, de uno en uno, hasta que un día miras atrás y descubres que han formado una pulsera larga y de vivos colores.