Páginas vistas en total

Seguidores

viernes, 10 de junio de 2011








Llegar a casa con un leve olor a ti, con la sonrisa, esa que desde que te tengo en mi vida llevo pintada en la cara las 24h del día. Estar conectada todo el día a ti, sin para de pensar en ti. Sin complejos ni temores frente a todo, por ti. Contando cada hora, cada minuto, cada puto día que tengo para estar contigo, con la esperanza de que después sea todo lo mismo. Ganas de seguir luchando por esto que tanto esperé, esa energía que ahora me proporcionas, la que yo necesitaba. Ver mil y una películas, escuchar todas las canciones, cantar, mirarnos al espejo, ponernos caras, y cuando si, hay que reconocerlo, vemos reflejada tanta felicidad, no podemos evitar besarnos hasta desgastarnos.

Juntar nuestras manos, nuestros cuerpos, nuestros labios, el cariño y el afecto la confianza.
Ser uno, cuando siempre fuimos dos.