Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 9 de abril de 2011

Así podría contar de uno en uno hasta un millón, la de veces que me he caído a lo largo del camino, la de  veces que me sentí sola cuando mas lo necesité, las lágrimas que derramé al intentar levantarme de esas eternas caídas. ¿Pero... para qué seguir atormentándome?, ¿qué mas da si me vuelvo a caer?, se que me volveré a levantar, por muy dura que sea la caída, de cosas peores he salido. Al fin y al cabo forman parte de nuestra vida, hasta que no te caes no ves lo difícil que es levantarse y sobre todo lo difícil que es mantenerse en pie cuando el camino está lleno de piedras. No tengas miedo a caer, siempre habrá alguna mano que te ayude a levantar.