Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 19 de marzo de 2011

Queremos encontrar el camino exacto, sin vaches y sin equivocarnos, pero ya es hora de que aprendemos que ese camino no existe. Que aunque aparente ser recto y sin curvas, siempre hay alguna piedra que lo hace difícil. También, si lo piensas, sin esas piedras no seria la vida la misma, porque son esos obstáculos los que hacen que aprendamos de nuestros errores por si vemos otra piedra saber darle una patada y mandarla lejos, donde casi no se le pueda ver.