Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 19 de marzo de 2011

Hay dos formas de ser un capullo.
1. La que nos encanta y nos vuelve locas.
2. La que hace que pensemos que dais pena.
Tú te acercas más a la segunda.