Páginas vistas en total

Seguidores

viernes, 21 de enero de 2011

- Esto… - carraspea un poco –. Buenas noches… Por nada del mundo habría querido interrumpir esta fiesta…
Un chico del público lo estaba deseando.
- Muy bien, así se habla, ¿por qué no te vas entonces y nos dejas seguir bailando?
- Porque un día podría sucederte a ti. O a ti. O incluso a ti… - señala a varias personas -. Porque puede que una mañana te levantes y te digas que estás echando a perder tu vida, que te des cuenta de que tenías algo maravilloso y que lo estás perdiendo… Y no puedes permitirlo. No puedes seguir sufriendo en silencio y vivir una vida vacía e inútil. Porque cuando conoces a la persona adecuada, la especial, la única, esa que sabes que nunca nadie podrá sustituir, entonces debes hacer un esfuerzo por reconquistarla. Incluso subir a un escenario e interrumpir la sesión de un disc-jockey, parar la música y hacer que suene tu corazón. ¿Os habéis enamorado alguna vez, os ha sucedió no pensar en otra cosa que en él o ella, desear con todas vuestras fuerzas ver a la otra persona, pasar tiempo con ella, poder tenerla? ¡A mí me está ocurriendo ahora!