Páginas vistas en total

Seguidores

jueves, 23 de diciembre de 2010

Cuando tengas un mal día, en el que todo se te viene abajo. Cuando no sabes que hacer para llenar ese vacío que sientes; piensa que podría ser peor, aunque no sepas como podría ir peor ni te sientas mejor, seguro que algo te reconforta. No importa lo fuerte que seas, hay veces en las que las cosas te superan, situaciones, gestos, detalles... con las que no puedes más. Pero por un momento intenta sonreír, y piensa porque algunas veces sonríes y averigua sobre todo el porqué. Intenta darle la vuelta a la situación porque seguro que por pensar el porqué de tus sonrisas cuando lo estas pasando mal, te das cuenta de cosas que sin esos momentos duros, las pasarías por alto, y a veces, esas cosas, son más importantes de lo que crees.