Páginas vistas en total

Seguidores

jueves, 25 de noviembre de 2010

¿Has tenido alguna vez la sensación de mirar a alguien a quien creías conocer y darte cuenta de que no lo reconoces? ¿Qué esa persona que era importante en tu vida ha cambiado tanto que ya no es la misma? Pero lo peor de todo es cuando te das cuenta de que no sabes en realidad si la persona a la que tú querías era la de verdad o, por el contrario, y lo que es más doloroso, es como la ves ahora. Alguien que ya no sólo te falló a ti, sino que también está fallando a si misma, que hace cosas inexplicables, que actúa de una manera totalmente desconocida para ti. Pero como dicen que de todo hay que sacar algo positivo piensa que aunque en su día hubieras dado todo por ella ahora mismo no se merece nada tuyo y, mucho menos, tu dolor. Así que asume que aquella persona a la que tú querías y a la que creías conocer, ya no existe, no es la misma, y de una vez por todas o intenta comprenderla o pasa página...