Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 9 de octubre de 2010

Hay momentos de la vida en la que no sabes muy bien hacia donde vas. Miras a tu alrededor y ves siempre lo mismo: las mismas personas, haciendo las mismas cosas y discutiendo por las mismas tonterías. Es entonces cuando te das cuenta de que necesitas un cambio. Entiendes que las cosas, porque vayan bien, no tienen porque ser intocables. Lo que me lleva a pensar que en la vida hay que arrepentirse por las cosas que has echo mal, y no por las que no hiciste en su momento. La vida son dos días, y de lo único que nunca debes de arrepentirte es de no haber sido valiente.